miércoles, 16 de septiembre de 2009

Palabras

Inquietan las palabras: Las dichas, las oídas, las no dichas, las sueltas, las concretas, las torpes, las agudas, las suaves, las bellas, las secretas, las buscadas, las fugaces, las falsas, las auténticas, las perdidas, las ausentes, las temidas, las amadas, las soñadas indiscretas, las urdidas, las de más, las de menos, las espontáneas, las coquetas, las curiosas, las de odio, las reales, las ásperas, las delicadas, las aprendidas, las que no debimos decir, las banales, las de siempre, las frías, las distantes, las cálidas, las eruditas, las nostálgicas, las olvidadas, las negras, las luminosas, las absurdas, las lúcidas, las sospechadas, las rebeldes, las últimas, las decisivas, las dudosas, las duras, las certeras, las borradas, las corrientes, las coherentes, las sublimes, las mágicas, las feroces, las cándidas, las tiernas, las sutiles, las imperfectas, las incomprendidas, las intuidas, las de guerra, las intemporales, las vanas, las mordaces, las súbitas, las informales, las leídas, las imaginadas, las enigmáticas, las sencillas, las presentes, las mías, las de amor... envueltas en papel van, viajan por el aire, de pronto, un hilo de tinta las persigue, las atrapa, las fija, las escribe.