martes, 1 de septiembre de 2009

Quisiera

Quisiera, esta mortecina y lluviosa noche de domingo otoñal, que la vida no fuera para algunos lo que es.
Quisiera sacarle punta a un lápiz muy afilado. Buscarle doce pies a un gato.
Debería considerar que la derrota de uno, es también la derrota de todos.
Agua amarga, vino dulce, horizontes grises. Palabras por doquier, sueltas, deshojadas, ajadas.
Hay tantas palabras por reunir.
Quisiera hacer ramilletes con ellas. Bruscas, hirientes, pérfidas.
Bocas que tragan semen y escupen odio.
Odios que las palabras pervierten. O subvierten.
Que la mierda no salpique, no contamine.
El amanecer lava las heces humanas del día anterior.
Hay tanta mierda a mí alrededor, tanta basura, que mi pequeña basura realmente huele bien.
Y me renuevo cada mañana. Otro día. Otra historia.