miércoles, 30 de diciembre de 2009

Solo

Solo,
con la imagen de tu piel,
en la piel,
tus encendidas mejillas de lamparita,
y tú no estás.
Las palabras caen solitarias,
se descuelgan de tus ojos
rayos pardos
que recortan mi sombra en la pared,
el eco de mis pasos...,
y tú no estás.