sábado, 25 de abril de 2009

Nunca

Nunca sabré
los sueños que esconde
el desorden de tu nombre.