lunes, 29 de junio de 2009

Espejos

Y si algún día,
al mirarte
en el espejo
me recuerdas,
piensa que mi
espejo no te olvida,
sólo tu llamada
los separa,
pues mis ojos
tristes van
sin ver los tuyos.
Y si la vida,
esperando tu voz,
un mal día
de mí escapa,
has de saber
bella mujer,
que mis ojos
mirarán a tu mirada,
y mi voz
dirá tu nombre,
será la última palabra.