miércoles, 12 de agosto de 2009

La belleza eres tú.

La belleza eres tú, y el aire que respiras, y la cama donde duermes.
Y el calor que siento cuando abro el cajón donde guardo tu aroma de mujer,
azul y apasionado, me muerde por las noches,
me quita el sueño y agita las manos,
tu piel, el fantasma de tu piel me toca y me desmayo.