lunes, 10 de agosto de 2009

Temprano

Temprano despierto por amarte,
tu placer de madrugada
endulza mi amanecer,
ay, tan temprano.
Temprano, muy temprano,
madruga mi corazón,
despierta desarbolado,
tu calor, tu piel,
tu pelo desbaratado.
Y el dolor de tu ausencia
llega temprano.
Y, como tu no ignoras,
no moriré en París
bajo un cielo encapotado,
en Barcelona será,
un radiante amanecer
mis ojos se cerrarán
de un no verte prolongado,
la parca madrugará
vendrá temprano, muy temprano.